Consejo

Las consecuencias de que la cabra se coma la placenta después del parto y el tratamiento de la placentofagia.

Las consecuencias de que la cabra se coma la placenta después del parto y el tratamiento de la placentofagia.



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los ganaderos quieren bebés sanos. El embarazo en cabras es fácil y no necesita una intervención constante. Sin embargo, para el desarrollo normal del trabajo de parto y la prevención de complicaciones, se deben tomar ciertas medidas. Si la cabra se comió repentinamente la placenta, es posible que necesite ayuda.

Signos de comerse la placenta

La placenta contiene muchos oligoelementos. Por lo tanto, después del parto, la cabra puede comerlo. Esto generalmente indica una falta de sustancias importantes en su cuerpo. Sin embargo, solo puede comer parte de la placenta después del parto.


Al comerlo, existe el riesgo de trastornos complejos del sistema digestivo. Las manifestaciones clínicas incluyen las siguientes:
  • aumento de la frecuencia cardíaca;
  • aumento de la respiración
  • depresión general del animal;
  • timpanismo
  • olor desagradable a heces;
  • la aparición de moco e impurezas de alimentos no digeridos en las heces;
  • Diarrea;
  • trastornos del apetito;
  • un aumento de la temperatura corporal;
  • acumulación de gas en los intestinos.

La leche de cabra no debe consumirse durante la diarrea porque tiene un sabor amargo.

Tratamiento de placentofagia

En condiciones naturales, las cabras salvajes se comen sus restos. Esto es necesario para protegerlos de los animales depredadores. Sin embargo, estas cabras no se enferman, porque están acostumbradas a comer alimentos toscos y a estar en constante movimiento. Las mascotas deben recibir tratamiento para la placentofagia. En la primera vez después de comer la placenta, la cabra debe ser monitoreada. Para hacer esto, se recomienda mantenerlo con una correa corta. El tratamiento debe tener como objetivo resolver los siguientes problemas:

  • estimulación de la motilidad intestinal;
  • prevención de complicaciones;
  • activación de la secreción gástrica.

En los primeros días después de comer la placenta, la cabra necesita una dieta de hambre. Al mismo tiempo, necesita que le den mucho de beber. Gracias a esto, es posible acelerar la eliminación de la placenta del cuerpo y limpiarla.

También está permitido usar laxantes. Puedes darle a la cabra 200 gramos de aceite vegetal o 60 gramos de vaselina. Posteriormente, conviene introducir alimentos de fácil digestión. El cloruro de bario ayuda a estimular la peristalsis intestinal. Se recomienda mezclarlo con agua y dárselo a la cabra. Esto debe hacerse 2 veces al día. Para la prevención de la reproducción de bacterias patógenas, vale la pena usar "Ichthyol" o "Ftalazol". También está permitido utilizar una solución de permanganato de potasio. Con la desaparición de la goma de mascar, se usa una infusión de eléboro.

Opinión experta

Zarechny Maxim Valerievich

Agrónomo con 12 años de experiencia. Nuestro mejor experto en cabañas de verano.

Comer la placenta no siempre provoca consecuencias negativas. Sin embargo, es mejor no permitir tal situación. El más peligroso es la presencia de una placenta en el útero. En este caso, tendrá que lidiar con el tratamiento de la endometritis.

Cuales pueden ser las consecuencias

En los herbívoros, el sistema digestivo no está diseñado para digerir alimentos con proteínas. Por lo tanto, comer la placenta puede provocar patologías de los órganos del tracto gastrointestinal. El exceso de gas en el rumen puede bloquear las vías respiratorias y ser fatal. Cuando el animal inhala profundamente, los alimentos no digeridos pueden salir del rumen, lo que lleva al bloqueo de la tráquea y asfixia.

Con una estancia prolongada de la placenta en el estómago, existe el riesgo de desarrollar procesos de descomposición. No hay enzimas en el sistema digestivo de la cabra para descomponer la placenta. La pudrición puede provocar el desarrollo de inflamación e intoxicación del cuerpo.

Medidas de prevención

Para evitar comerse la placenta, se recomienda extraerla inmediatamente después de la separación. Para un metabolismo completo, la cabra necesita proporcionar una nutrición equilibrada y de alta calidad. Se recomienda que consulte con su veterinario para encontrar la dieta adecuada. El médico elaborará un menú teniendo en cuenta el aumento de peso, la edad y el estado de salud.

Es importante considerar que la obesidad no es menos peligrosa que una deficiencia de elementos útiles.

1.5-2 meses antes del parto, debe organizar un lanzamiento, durante el cual debe cumplir con las siguientes reglas de alimentación:

  • reducir la cantidad de alimento suculento;
  • reducir la duración de la estancia en el pasto;
  • restaurar la dieta habitual después de comenzar;
  • aumentar la cantidad de mezclas de granos;
  • 1.5-2 semanas antes del parto, reduzca a la mitad la cantidad de cereales;
  • durante 3-5 días, excluya las verduras, las verduras y el pienso con cereales, utilizando únicamente heno de alta calidad y concentrados ligeros.

Después de dar a luz, la cabra requiere mayor atención. Con una nutrición adecuada de la hembra antes de dar a luz, no tendrá el deseo de comer la placenta. Después del parto, la cabra también debe recibir nutrientes y descansar. Esto acelerará su recuperación y ayudará a evitar consecuencias no deseadas.

La ingestión de placenta por parte de la cabra se debe con mayor frecuencia a la falta de elementos útiles en su dieta durante el embarazo. Para evitar tales problemas, es necesario proporcionar al animal una dieta nutritiva y equilibrada. Ayudar a la mujer durante el parto es de gran importancia.


Ver el vídeo: Eu encapsulei a minha placenta! Fernanda Machado (Agosto 2022).