Consejo

10 recetas fáciles paso a paso de gelatina de grosella roja para el invierno

10 recetas fáciles paso a paso de gelatina de grosella roja para el invierno


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La deliciosa delicadeza de bayas atraerá no solo a los niños, sino también a los adultos. No dejará indiferente ni siquiera a un exquisito gourmet. Las grosellas contienen una gran cantidad de elementos valiosos y vitaminas, muchos de ellos, incluso después del tratamiento térmico, permanecen en el plato terminado. Si la gelatina se prepara en frío, retiene un máximo de sustancias útiles. Hacer gelatina de grosella roja no es difícil si sigues las recomendaciones de la receta.

Secretos para hacer gelatina de grosella roja para el invierno.

Para que la preparación de las bayas funcione y la consistencia sea la correcta, es importante tener en cuenta una serie de factores: la elección correcta de las bayas y la cantidad de azúcar utilizada. Al mismo tiempo, la cuestión de la preparación de los recipientes y las tapas para el almacenamiento sigue siendo importante..

Reglas de selección de bayas

Las bayas deben recolectarse o comprarse cuando estén maduras, densas. El letargo y la flacidez hablan de rancio del producto, habrá menos jugo en ellos. No debe haber daños, signos de descomposición o descomposición en las frutas.

Es importante comprar o recolectar con ramitas. Las bayas primero deben lavarse, secarse con ramitas, de lo contrario se perderá parte del jugo. Es mejor quitar los tallos, dan algo de amargura, pero cuando no hay tiempo, muchas amas de casa dejan las ramitas. La gelatina tiene un sabor ligeramente agrio.

¿Cómo preparar correctamente los envases?

Se recomienda utilizar platos esmaltados o recipientes de acero inoxidable durante el proceso de cocción.

El recipiente en el que se guardará la gelatina y las tapas deben estar limpios, esterilizados y secos.

¿Por qué la gelatina de grosella no gelifica?

La gelatina se coloca en frascos hasta que espese. La pieza de trabajo, cocida sin hervir, no debe retirarse inmediatamente en frío. Es necesario esperar hasta que el azúcar se disuelva por completo. Si la gelatina no se congela, se recomienda agregar azúcar y dejar reposar.

Una de las razones por las que la gelatina no se espesa es el correcto tratamiento térmico. Si se hierve a fuego alto y se hierve, la cantidad de pectina disminuye. Es necesario cocinar a fuego moderado. Si no funcionó, agregue más azúcar, hierva en silencio 1.5-2 veces.

Mientras el proceso de espesamiento está en progreso, no mueva los contenedores, no reorganice. Deje que el proceso natural complete su trabajo.

Cuánta azúcar necesitas

Las proporciones de los ingredientes en el proceso de cocción son muy importantes. Aunque las grosellas contienen pectina, una sustancia que contribuye al proceso de gelificación, si pones menos azúcar, es posible que la gelatina no funcione. Por lo tanto, el componente dulce debe usarse en volumen tanto como haya resultado el jugo de grosella.

¿Cómo hacer gelatina de grosella roja en casa?

Toda la variedad de espacios en blanco de grosella roja con varios ingredientes se basa en la receta clásica. Y luego puedes ser creativo agregando nuevos ingredientes, porque así es como nacen las obras maestras culinarias.

Receta clásica

Las instrucciones paso a paso ayudarán incluso a las amas de casa más inexpertas a preparar un postre tan delicioso y hermoso.

Es necesario:

  • grosellas - 1 kilogramo;
  • azúcar granulada - 1 kilogramo;
  • agua - 150 mililitros.

Secuenciación:

  1. Coloque las bayas preparadas en una cacerola, vierta agua y caliente hasta que se separe el jugo.
  2. Coloque las bayas en un colador, frote. Las sobras se pueden utilizar para hacer compota.
  3. Vierta la cantidad especificada de azúcar granulada.
  4. Cocine solo a fuego lento durante un cuarto de hora. La masa disminuirá entre 1,5 y 2 veces.
  5. Disponga en recipientes preparados.

Si lo desea, se pueden agregar bayas enteras 5 minutos antes del final de la ebullición. Se verán hermosos en el plato terminado.

Sin gelatina

Puedes hacer un postre de frutos rojos sin gelatina, siguiendo la receta clásica indicada anteriormente. Pero si la anfitriona duda del resultado exitoso del caso, puede ir a lo seguro con la ayuda de un componente gelificante. El conjunto de productos especificado requiere 15 gramos. Debe empaparse en 30-40 mililitros de agua, calentarse después de hincharse y agregarse a la gelatina al final de la cocción.

Sin cocinar

Puede cocinar postre de bayas sin tratamiento térmico. De esta forma se conserva el máximo de nutrientes.

Es necesario:

  • grosellas - 2 kilogramos;
  • azúcar - 1 kilogramo.

Secuenciación:

  1. Pase la baya por un exprimidor. Resultará ser aproximadamente un litro de jugo.
  2. Mezclar la masa resultante con azúcar. Espere hasta que el componente dulce se disuelva por completo.
  3. Colocar en un recipiente seco esterilizado. Se recomienda hacer una costra de azúcar en la parte superior: vierta azúcar de aproximadamente 1 centímetro de espesor.
  4. Después de 5-7 horas, poner en frío.

Receta sencilla sin esterilización

Para la preparación, se utiliza un conjunto clásico de componentes.

Funciones de cocina:

  1. Caliente las bayas lavadas con un aplastamiento, vierta agua, revuelva.
  2. Ponga en un colador y límpielo.
  3. Agregue azúcar y cocine hasta que la masa disminuya 1.5-2 veces.
  4. Poner en frascos esterilizados.

Con frambuesas

También puede cocinar mermelada de grosella con otras bayas. La frambuesa va bien con la grosella roja. El número requerido de componentes:

  • frambuesas - 300 gramos;
  • grosellas - 700 gramos;
  • azúcar - 1 kilogramo.

La cocción se realiza según la receta clásica.

A través de un exprimidor

Es conveniente hacer tales espacios en blanco con un exprimidor. El proceso de cocción se simplifica. No es necesario hervir las bayas y pasarlas por un colador o colador. Vierta azúcar en el jugo resultante y hierva, según la receta clásica.

Grosella congelada con gelatina

Una deliciosa gelatina resultará si la preparas a partir de bayas congeladas en invierno.

Es necesario:

  • grosellas - 500-600 gramos;
  • azúcar - 240 gramos;
  • gelatina - 8-10 gramos.

Secuenciación:

  1. Vierta 60-70 mililitros de agua en las bayas, hierva durante 5 minutos. Frote con un colador.
  2. Remoje la gelatina en 55-60 mililitros de agua.
  3. Agregue el azúcar, hierva durante 5 minutos.
  4. Caliente la gelatina, vierta en gelatina. Vierta en moldes.

Gelatina de grosella roja y negra surtida

El método de cocción no difiere de la receta clásica.

Es necesario:

  • grosellas - 700 gramos de cada tipo;
  • agua - 90-100 mililitros;
  • azúcar - 1 kilogramo.

Cocine según una receta clásica.

Gelatina espesa

Para hacer la gelatina muy espesa, se debe cumplir una condición. Hervir 2-2,5 veces. Como regla general, el tiempo de cocción es de 30 a 40 minutos. En este caso, la masa de bayas debe agitarse periódicamente para que no se queme, de lo contrario, el plato terminado tendrá un olor específico.

En una olla a presión

Este asistente está firmemente arraigado en la cocina. Permite a la anfitriona ahorrar tiempo, esfuerzo y más tiempo para dedicarlo a la familia.

Es necesario:

  • grosellas - 2 kilogramos;
  • azúcar - 1 kilogramo;
  • agua - 90 mililitros.

Secuenciación:

  1. Coloque las bayas preparadas en un tazón, vierta agua, configure el modo de "guisado" durante 10 minutos.
  2. Coloque las bayas en un colador, frote. Vierta la masa de bayas resultante en un tazón. Vierta el azúcar, revuelva hasta que se disuelva por completo.
  3. Establezca el modo de "extinción" durante media hora.
  4. Vierta la masa de bayas caliente en el recipiente preparado, cierre.

¿Cómo y cuánto se puede almacenar?

La pieza de trabajo, que se ha sometido a un tratamiento térmico y se ha descompuesto en un recipiente esterilizado, se almacena en una habitación hasta por 1 año, en el frío, hasta por 2 años.

Si la gelatina se elabora mediante cocción en frío, es decir, no se ha tratado térmicamente, se debe conservar en el frigorífico hasta seis meses..

Una buena opción sería congelar las bayas y, en invierno, preparar una gelatina fresca y sabrosa.


Ver el vídeo: TORTA HELADA RECETA FACIL (Febrero 2023).